Raiki Shagi

Los movimientos del arquero,

jamás deben de estar exentos de cortesía y

armonía,

Deben observar las reglas.

Con un adecuado estado mental y el cuerpo erguido,

deben sostener sus arcos y flechas apropiada y firmemente;

al hacerlo de esta manera es de esperar que acierten en el blanco.

De esta manera, a través de sus tiros se manifestará su carácter.

Kyudo es el camino de la perfecta virtud.

El arquero, busca la verdad y rectitud en sí mismo, y así el tiro puede

realizarse.

No se enfada si no acierta en el blanco o si alguien lo supera;

por lo contrario,

con introspección busca la causa del desacierto en sí mismo.

Sha wa shintai shünsen kanarazu rei ni atari,

Uchi kokorozashi tadashiku,

Soto tai naokushite,

Shikaru nochi ni yumiya o torukoto shinko nari.

 

Yumi ya o torukoto shinko ni shite,

Shikaru nochi ni motte ataru to iubeshi.

Kore motte tokkö o miru beshi.

 

Sha wa jin no michi nari.

Sha wa tadashiki o onore ni motomu.

Onore tadashikushite shiköshite nochi hassu.

Hasshite atarazaru toki wa,

Sunawachi onore ni katsumono o uramizu.

Kaette kore o onore ni motomurunomi.

Shaho Kun

El tiro se logra sin usar el arco y la flecha,

sino con los huesos y las articulaciones.

Lo cual es de suma importancia.

Mantén tu espíritu centrado.

Con el brazo del arco,

empuja la cuerda con las dos terceras partes de tu fuerza.

Con la mano de la cuerda,

tira del arco con un tercio de tu fuerza.

Luego, asienta tu espíritu en la parte baja del abdomen

y consigue armonía de cuerpo, mente y arco.

Luego de haber conseguido esta armonía,

expande el cuerpo proporcionalmente a partir del centro del pecho.

Está escrito que de la colisión de hierro y piedra surgirán chispas;

y entonces ahí estará el astro dorado,

brillando blanco y la media luna posicionada al oeste.

Shahö wa,

Yumi o izushite hone wo irukoto mottomo kanyö nari.

 

Kokoro o sötai no chüö ni oki,

Shiköshite yunde sanbun no ni tsuru o oshi,

Mete sanbun no ichi yumi o hiki,

Shiköshite kokoro o osamu kore wagönari.

Shikarunochi mune no nakasuji ni shitagai,

Yoroshiku  sayü ni

Wakaruru gotoku kore wo hanatsubeshi.

 

Sho ni iwaku,

Tesseki aikoku shite hi no izuru koto kyü nari.

Sunawachi kintai hakoshoku,

Nishi hangetsu no kurai nari.

© 2020 Federación Mexicana de Kyudo